Controla tus compras de juegos de mesa

CONTROLA TUS COMPRAS DE JUEGOS DE MESA

En esta entrada encontrarás una plantilla que te ayudará a llevar un control de tu colección de juegos de mesa. También encontrarás una breve explicación para que sepas cómo utilizarla. Al final de la publicación, podrás leer mi opinión personal sobre la compra de juegos de mesa de manera descontrolada.

¿Crees que controlas lo que compras? o ¿son las compras las que te controlan a ti? ¿Tienes en tu colección de juegos de mesa, varios títulos todavía sin estrenar? o ¿disfrutas de toda tu colección, jugando mucho a cada juego?

Estas son algunas de las preguntas que te ayudará a resolver, esta sencilla plantilla de Excel que puedes descargar gratis AQUÍ. Te servirá precisamente para eso. Para llevar un control de tus compras de juegos de mesa y poder ver claramente si estás rentabilizando tus juegos.

Solo tendrás que introducir algunos datos de los juegos que compras y de las partidas que juegas. Aquí lo puedes ver :

Control de compras de juegos de mesa

Este sería un ejemplo

Es muy fácil de utilizar. Simplemente deberás introducir el número de juegos que tienes previsto comprar el próximo año, así como lo máximo que te quieras gastar. Es importante ponerse límites presupuestarios para que tu afición no se te vaya de las manos.

Después rellena los datos del listado de juegos a medida que vayas comprando más títulos. Introduce los precios de compra, los de venta (si has vendido alguno) y el número de partidas aproximadas que has jugado ya a cada juego. Con eso, la plantilla ya tendrá información más que suficiente para calcularte el precio por partida de cada juego, el gasto total, etc. Pero sobre todo, podrás ver si estás cumpliendo con tus propias expectativas de compra.

 

 

OPINIÓN PERSONAL SOBRE LA COMPRA DE JUEGOS

Parece que últimamente, está muy de moda el tema de las compras compulsivas entre la comunidad de aficionados a los juegos de mesa. Preguntas del tipo, “¿qué nos impulsa a comprar más juegos de mesa?” o “¿estamos rentabilizando realmente nuestros juegos?, provocan que el debate esté presente en foros, podcasts y blogs especializados.

Recientemente he escuchado en el podcast de Vis Ludica y en el de El Dado Único, interesantes y diversas opiniones sobre este tema. Te invito a que los escuches. Puedes descargarlos haciendo clic sobre sus nombres.

Escuchar estas opiniones de mis compañeros de afición, me motivó a escribir un artículo sobre el tema. No me podía resistir. Necesitaba expresar mi opinión y mi experiencia personal.

Cuando uno empieza en esta afición, suele comprar muchos juegos. Más que nada, para tratar de tener títulos que aporten variedad a la incipiente colección. Yo personalmente empecé, como mucha gente, comprando el Catan. En 3 o 4 años ya tenía una colección de unos 20 juegos, más o menos, que incluía títulos como Agrícola, Alta Tensión, Puerto Rico, etc… Siempre traté de tener juegos diferentes entre sí, tanto en mecánicas como en temáticas. Recientemente mi colección crece cada vez más despacio. Me he vuelto muy selectivo con mis adquisiciones y siempre miro por cada euro que me gasto.

Puedo decir que mi colección siempre está bajo control. Cuando descubro un nuevo juego y me entra por los ojos, tengo en cuenta múltiples factores. El precio, si tengo ya alguno similar, el número de jugadores que pueden jugar, la duración, etc… Todos estos factores, me ayudan a hacerme una idea de si voy a poder jugarlo lo suficiente como para que me merezca la pena gastarme lo que cuesta. Es para mí lo más importante. Yo soy más jugador que coleccionista. Par mí, un juego con poco uso es un juego infrautilizado y siento que he desperdiciado mi dinero al comprarlo.

De todas formas entiendo a la gente que es coleccionista. Para ellos el juego de mesa es un producto diferente. Me explico:

Yo, cuando termino de jugar, dejo de utilizar el producto que he comprado. Va directo al interior de un armario. No lo tengo expuesto. Volveré a utilizarlo otro día. El día en el que lo vuelva a extender sobre una mesa para jugar con mis amigos.

El coleccionista disfruta el producto de manera continuada. Nunca lo deja de utilizar. Lo disfruta cuando lo abre por primera vez, cuando lo coloca en la estantería, cada vez que lo mira, cuando juega, e incluso, cuando habla o escribe sobre él. Por eso no se preocupa tanto por conceptos como el de “rentabilizar sus juegos”. Para el coleccionista, los juegos de mesa tienen un valor añadido. Puede llegar a tener muchos juegos a los que no ha jugado, e incluso juegos sin desprecintar. Yo necesito jugar al nuevo juego el mismo día que me lo compro. Si no tengo con quien jugarlo, me pongo a jugar yo sólo, con tal de quitarme “el ansia”. No podría guardarlo en el armario sin abrirlo. Claramente el coleccionista y el jugador, viven la misma afición de manera diferente.

 En resumen:

  • El coleccionista y el jugador compran productos diferentes (aunque se trate del mismo juego)
  • El jugador sólo “rentabiliza” el juego cuando juega.
  • El coleccionista lo disfruta de manera continuada.
  • Los jugadores puros, tienden a estudiar y a pensarse mucho más sus compras de juegos. No suelen tener demasiados juegos.
  • Los coleccionistas hacen más compras compulsivas y suelen tener muchos juegos.

Espero que te haya gustado este artículo de opinión. Por supuesto, espero también que disfrutes y que te sea muy útil la plantilla de control de compras, que te regalo.

Una cosa más… Me gustaría saber tu opinión sobre el tema. ¿Te animas a escribirla en los comentarios?

 

Opt In Image
¿Te ha gustado esta publicación?
¡Suscríbete a Boardgametotal!